ACERCA DEL NUEVO METODO DE COMPROBACIÓN DE VALOR DE INMUEBLES EN LA COMUNITAT VALENCIANA

Doctrina y Jurisprudencia

ACERCA DEL NUEVO METODO DE COMPROBACIÓN DE VALOR DE INMUEBLES EN LA COMUNITAT VALENCIANA

El Gobierno valenciano cobra impuestos adicionales a uno de cada diez compradores de vivienda. Según ha explicado el director general de Tributos y Juegos, la Conselleria de Hacienda revisa todas las compraventas de pisos y suelos que se realizan en la Comunitat. Aproximadamente, un 87% de las operaciones tiene un precio real superior al que Hacienda considera de referencia y que le llama ficticiamente «real» sobre la base del método de comprobación desarrollado por la Orden 4/2014 de la Conselleria de Hacienda y Administración Pública. Dicho valor lo cifra a partir del catastro y de un coeficiente que se calcula cada año. Del resto de las operaciones, en un 2-3% de los casos se comprueba el valor del inmueble y no existe reclamación mientras que en el 10% restante se solicita un pago extraordinario del impuesto de transmisiones patrimoniales. Así pues, si se adquiere un inmueble en el municipio de Valencia por 100.000 € cuyo valor catastral es de 40.000 € los nuevos coeficientes aprobados suponen que el valor real para la Conselleria sea de 142.800 € (40.000 € x 3,57) lo que conlleva una liquidación adicional en el supuesto del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales Onerosas del 10% adicional sobre 42.800 €, es decir 4.280 €.

La Conselleria considera adecuado este procedimiento en la medida que la Ley General Tributaria lo recoge, ahora bien, no se pronuncia respecto de la formula de la que han resultado los coeficientes sobre los que se multiplica el valor catastral. El Director General de Tributos considera que: «En estos momentos, la base imponible no debería ser un concepto jurídico tan indeterminado en el sentido de que nadie sabe lo que es. Debería ser un concepto más claro». En su opinión acerca de cómo debería ser el sistema de comprobación, el Director apuntó: «Hay que analizarlo y estudiarlo pero tiene que ser un sistema que tenga seguridad jurídica y todos sepan las reglas del juego». Dicho debate asegura que se lleva a cabo en el marco de la reforma fiscal «donde hay que llegar a un punto común entre todas las Comunidades Autónomas».

Por ahora, cada una hace lo que le parece. En el caso de la Comunitat, se toman 75.000 operaciones reales y se quitan «las que distorsionan». Se quedan sólo con 35.000. A partir de ahí, «con tendencias del mercado que ofrecen Tinsa y buscadores de pisos por internet», concretan un coeficiente sobre cada municipio. El porcentaje de Gandia se aplica igual en la playa que en la ciudad y para todos los barrios de Valencia se considera que la evolución de los precios y valor de los pisos es el mismo. El hecho de que este método de comprobación no atienda a las circunstancias especificas de los inmuebles y el hecho de que los valores catastrales actuales provengan de la revisión de valores realizada en el momento álgido del mercado inmobiliario, hace que con el nuevo método de comprobación estén resultando, en demasiadas ocasiones, valores muy superiores a los que realmente se están pagando por los compradores.